7 de febrero de 2017

Supongo

Supongo que me he cansado de las actitudes inmaduras, de las excusas sin fundamento, de las promesas sin futuro, de los emoticonos a través de una pantalla.

[Cuando esperas más y recibes menos.]

Sé que la vida cambia y avanza pero a veces echo de menos aquellos años en los que todo parecía diferente, el pasado un recuerdo agridulce del que aprender, en los que el futuro era ilusión, el día a día ser feliz ayudando y las noches sin sombras oscuras.

[Cuando todo me resulta repetitivo.]

Supongo que son fechas, épocas y momentos que tiene que acabar pasando para poder saborear mejor los días con sabor felicidad pero a veces el miedo a equivocarte o el miedo a dejarte llevar por las sombras y hacer daño  a quien quieres pueden ser tus peores enemigos.

[Cuando quiera cambiar cosas, que no puedo cambiar]

Qué fácil es decir que no pasa nada, sonreír, hacer algunas bromas y que los días vayan pasando hasta que todo invierno de un respiro y empiece a llegar la primavera. Pero dentro de ese invierno, estás tú. Incansable a mi lado. Sonriendo a mi lado. Soñando a mi lado. Viviendo a mi lado. Riendo a mi lado. Peleando a mi lado.

[Cuando tu abrazo es m mayor consuelo.]

29 de enero de 2017

Percepciones



Qué fácil es decirle a alguien que no debe sentirse menos, que fácil es pedir que cambies tus pensamientos de culpabilidad, que fácil es pedir sonrisas. Qué fácil es todo eso cuando no eres tú la persona que se siente de mil maneras, y ninguna bonita. Que sencillo es intentar arreglar un problema, que tú no has causado y que por mucho que te esfuerces no depende de ti que se arregle.

Muchas veces ocultamos esos sentimientos que creemos que la gente no va a entender, no deberíamos ya que es como un bomba que un día acabara explotando. No me gusta ocultar como me siento, no suelo hacerlo… no suelo saber hacerlo. Pero en algunas ocasiones es la mejor solución cuando no logras expresar como te gustaría y por consecuencia sientes que no se comprenden unos sentimientos o un problema que tienes con la percepción de ti misma o de todo aquello que haces.

No busco todas las respuestas a mis sentimientos ni una solución para que desaparezcan mis sombras, a veces simplemente paciencia y un abrazo. Pero puede que sea difícil ponerse en la piel de alguien que te importa y comprender que es incapaz de verse a sí misma como tú la ves, que no puede evitar sentir ese halo de culpabilidad por lo que sale mal y que aunque no se vea daría millones por cambiar esa manera de verse a sí misma y a todo lo relacionado con ella. 

A veces simplemente buscamos un ojo crítico que sepa ver cuando esas malas formas o esa discusión, en el fondo son una respuesta ante el miedo de estar haciéndolo mal o no ser lo que aquel que le importa espera.

19 de enero de 2017

Palabras



Te debo más de unas palabras… y más de dos, te debo miles de palabras y de textos agradeciendo las miles de cosas que haces por mí. Pero simplemente a veces, las palabras se te atragantan y solo logras sonreír o besar a la persona que quieres.

Sé que no me juzgas porque no escriba y entiendes que las palabras no salgan muchas veces, y de nuevo gracias por eso. Pero hoy no estamos aquí por esa razón, lo sabes tú y lo sé yo.

Estamos aquí porque aunque no lo creas si me doy cuenta de todo el esfuerzo que haces cada día para superar las barreras que muchas veces te impiden mostrarte como yo realmente creo que eres. Sé que muchas veces me desespero por ello y te pongo nervioso, lo siento por todas esas veces y por las que están por llegar. Si algo tengo claro es que nada es fácil y todo requiere tiempo y esfuerzo, por eso quiero esforzarme a tu lado.

Quiero ir sumando momentos, tanto buenos como malos, que nos hagan mejorar y crecer como personas… eso si juntos.

Quiero seguir durmiendo abrazada a ti sabiendo que duermo y despierto con la persona adecuada. Quiero poder planear mil y una locuras, a cada cual más extravagante y extraña.
Quiero ir por la calle haciendo el tonto sabiendo que me lo harás conmigo.
Quiero estar viendo como disfrutas del arco y sentirme orgullosa de ti.

Quiero que juntos vivamos nuestra locura a nuestra manera, sin arrepentirnos jamás. Quiero que jamás dejes de confiar en mi y en sentir que voy a estar a tu lado. Quiero que seas feliz, quiero que seas feliz a mi lado. Quiero todo eso porque decido elegirte cada día, porque lo tengo claro y no voy a desistir en estar a tu lado. Quiero todo eso porque eres especial y diferente, y me encanta cada día descubrirte y entenderte un poquito más. Quiero todo eso, porque te amo.

26 de octubre de 2016

¿Qué ocurre?

¿Qué ocurre si mis sombras me separan de aquellos a los que quiero?
¿Qué ocurre si no logro qué se entienda el cómo me siento y por qué?
¿Qué ocurre si creo que solo hago daño a los que me importan?
¿Qué ocurre si soy cual piedra en la mochila de alguien?
¿Qué ocurre si no soy capaz de hablarlo con nadie más que diciendo un par de palabras?
¿Qué ocurre si necesito ayuda pero no la pido, porque no se pedirla
¿Qué ocurre si no puedo evitar esos sentimientos?

¿Qué ocurre entonces?

16 de octubre de 2016

Es muy fácil estar en los momentos felices de las personas a las que queremos o que nos rodean, es muy fácil que esas personas estén ahí cuando todo va bien. Pero...¿Y cuando no? ¿Quien se queda? La respuesta mas simple y mas dolorosa no puede ser: pocos si tienes suerte, ninguno si tienes mala suerte. Cada día cuento menos, pero se que valen la pena.

Tengo suerte, a pesar de muchas veces no darme cuenta, tengo suerte. Puedo contar con los dedos de la mano o alguno mas a aquellos que se que estarían...y tu estas entre ellos. Cuando las cosas eran fáciles lógicamente no teníamos miedo, todo se ve cual película americana en la que todo es rosa, perfecto y surrealista.

La vida no es así.
El día a día no es así.

Pero no me importa, porque hoy tú estas a mi lado y esa ya es una razón para mañana cuando me levante recordarte que te quiero y que sigo aquí. Nadie sabe que depara el futuro, ¿Que gracia tendría?

Tampoco quiero saberlo, al menos por ahora... me gusta mas la idea de que nos tenemos el uno al otro y que vamos a pelear por ir superando yodo aquello que venga, poco a poco...sin adelantar momentos, si tiene que llegar...llegará y tengo la corazonada de que contigo si va a llegar.

1 de septiembre de 2016

Tú, mi persona

Puede que no sea el mejor momento para coger el corazón y ponerme a escribir estas palabras, o puede que si , pero al menos se va a intentar. Pueden salir muchas cosas de mi cabeza y corazón, pero creo que sabes que todas y cada una de las palabras que te escribo son sinceras y que yo eso de mentir se lo dejo a otros.

Puede que no sea nuestro mejor momento, no voy a decir lo contrario, pero precisamente por eso es cuando más crecemos como personas y como pareja. Nadie dijo nunca que querer a alguien fuera fácil y una relación menos aun.

Esta vida está llena de momentos increíbles o momentos normales, momentos tristes o momentos alegres, momentos difíciles o momentos fáciles, momentos amargos o momentos dulces… pero si algo tengo cada vez más claro es que todos esos momentos y los que tengan que venir los quiero vivir contigo a mi lado. Despertarme cada mañana sabiendo que estás ahí, que quieres estar ahí y que estarás ahí al día siguiente. Sé que en momentos así ambos tenemos ese miedo atroz de no hacer feliz al otro, pero la verdad creo que ha llegado ese momento de inflexión de dejar de pensar así. Hemos vivido bastantes rachas y no todas alegres ¿Y aquí seguimos no? ¿Será porque ante todo simplemente nos queremos?

Te quiero. Por encima de todo y de todos. No va a cambiar, no me voy a ir de tu lado, Recuérdalo.
A veces puede que te odie porque me haces de rabiar, o me desespere porque todo lo quiero aquí y ahora. A veces puede que tenga muy malhumor, a veces puede que necesite decir que y como siento algo en ese momento, a veces puede que me fallen las formas. Pero nunca he dudado de lo que siento hacía ti.

Nunca he dudado de que me haces feliz. Nunca he dudado de que eres mi pilar más importante. Nunca he dudado de que voy a esforzarme por hacerte feliz en todo momento. Nunca he dudado que voy a apoyarte hagas lo que hagas y que estaré orgullosa de ti. Nunca he dudado de que voy a ayudarte. Nunca he dudado de que quiero todas las locuras que se nos pasen por la cabeza. Nunca he dudado que me quiero casar contigo. Nunca he dudado de que eres tú mi persona.


Eres mi niño, mi enfermero, mi vida, mi amor, mi pareja…podemos llamarte como quieras pero siempre vas a ser tú. Feliz aniversario, por muchos muchos muchos más años juntos. Te quiero mi vida.

19 de agosto de 2016

Me esfuerzo


Frustración. Eso es lo que siento últimamente. Parece que todo va a mejor en esta historia pero no porque yo haga mejor las cosas,sino porque tú haces mejor las cosas. Parece que todo avanza, pero yo me he quedado estancada...¿Por qué?

Impotencia. Me digo día tras día que es una racha, que todos las tenemos, que cuando menos me lo espere me costará menos escribir. Pero las semanas pasan y sigo notando como no logro que las palabras fluyan. Se me atragantan cada vez que quiero liberarlas, se me atragantan y me ahogo y siento miedo...miedo a perderte.

Rabia. Me esfuerzo. Me esfuerzo cada día más que el anterior por ser mejor persona y poder hacerte feliz. Me esfuerzo cada día pero solo veo que te hago daño. Me esfuerzo cada día pero no veo mejoras en mi. Me esfuerzo cada día pero siento que mereces algo mejor. Y me derrumbo. Me esfuerzo al día siguiente por hacer mejor las cosas pero con tristeza y miedo en los ojos. Tristeza y miedo al notar que ese día, también te hice daño...pero al día siguiente me esfuerzo más que el anterior.

Tristeza. Se que soy una persona potencialmente negativa y cabezota. Se que se agradecería que confiara más en mi y dejara de darle a la cabeza. Pero, para bien o mal soy así. Y necesito decirlo. Que no diga las cosas no hace más fácil mi cambio de actitud, al contrario, porque me callo lo que siento. Siento tristeza porque te hago sentir mal cuando expreso lo que siento, jamás será mi intención hacerte sentir de esa manera, pero necesitaré decirlo...para obtener una sonrisa y un abrazo tuyo que es lo que realmente me recuerda que me quieres y que vas a estar a mi lado. Pero sin esa sonrisa o palabras de apoyo, yo me escondo cual caracol en mi concha...y no quiero eso.

7 de agosto de 2016

Repasando

Hace poco más de un mes, decía que no estaba bien y que posiblemente necesitara ese abrazo que nunca pediría. Ahora, releyendo mis palabras, analizando lo vivido y lo que está por llegar...no sabría decir qué es lo que me pasa. Pienso en lo que me rodea y salvo situaciones de mas responsabilidad o situaciones nuevas que dan miedo, no me puedo quejar.

Pero entonces...¿Por qué siento que hay algo que no encaja? ¿Por que me guardo mas mis cosas y sentimientos cuando eso jamás fue un problema? Es tener esa sensación de miedo, inseguridad y debilidad que jamás había sentido cuando escribía o decía lo que sentía. Siempre he sido muy sincera en ese sentido, pero ahora me cuesta. Me cuesta mucho, más de lo que quiero reconocer. ¿Por qué?

En una situación normal no le daría importancia o lo achacaría a una simple racha...pero tengo la sensación de que te hago daño y que te perjudico. Eso es lo que más miedo me da de todo esto: Tú
Si lo se me has dicho una y un millón de veces que no te vas a ir, que soy importante pata ti y que me necesitas a tu lado. Pero esa sensación de no ser a veces capaz de decir todas las cosas que siento, o estar mas cortada por miedo a incomodar, el pensar que si no lo digo será mas fácil de llevar si te vas, mirarte alucinada en cada declaración que me haces preguntándome si eres real, acariciarte y pensar que no quiero que esto acabe...

Son tantos los miedos que van creciendo cuanto más tiempo pasa, que por eso creo que me cuesta decir que siento. Realmente se que eso no ayuda, pero probablemente sea la solución que ha elegido mi cabeza en un intento de o no sufrir (en un hipotético caso) o de no hacerte daño. Porque ante todo y por encima de todo me preocupas tu, más que yo y mis sentimientos..

No es mi mejor texto, pero es una buena manera de retomar eso que no debí dejar a un lado..

27 de junio de 2016

Cambios

Más de dos meses, más de dos meses han pasado sin que escriba en mi blog. Miro la página en blanco deseando que todo aquello que guardo vea la luz y asi poder sentirme un poco más liberada. Pero se me hace difícil, y no lo entiendo.

Nunca se me hizo difícil plasmar en un papel aquello que siento. ¿Por qué se me hace difícil? ¿Me está pasando algo? Supongo que en estos meses me estoy volviendo mas introvertida por todo lo que me rodea. No me gusta este cambio. Es una inseguridad constante a decir qué siento. Es una una sensación de soledad. Normal que me sienta así me da miedo molestar a aquellos que les importo. No entiendo este cambio en mi. Quiero volver a ser la que era antes. ¿Cómo puedo volver a ser la que era?

Muchas cosas han pasado. Muchas cosas han empezado. Muchas más cosas han acabado. No me gusta que se acaben las cosas. Me da miedo empezar cosas buenas. Bueno en verdad también me gustan las cosas nuevas. He sentido y visto cosas que jamás me pensé que sentiría ni vería, es lo que tiene elegir una profesión como la mía, cada día puede ser completamente diferente al anterior. Cada día recibía lecciones de vida de gente que tenía mucho menos que yo, pero valoraba más que yo. He visto calamidades en una sociedad hipócrita que muchas veces dice ser solidaria, pero solo cuando quieren. He tenido que aprender a dejar mis problemas tras una puerta, porque aquellos que me veían todas las mañanas necesitaban una sonrisa de apoyo y mis problemas no tenían cabida allí. He descubierto mis limites y creo que muchos los he superado, otros me han ganado a mi, pero esos son otra batalla. He cerrado puertas y ahora me toca abrir otras. ¿Cuáles? Todo ha cambiado. Los meses han corrido rápido sin casi darme cuenta.

Nosotros también hemos cambiado, pero la verdad creo que para bien. Las cosas no mejoran si no hay cosas por las que luchar, y si algo estoy descubriendo contigo, es que eres mi motor cada mañana. Tenemos muchas cosas que mejorar, nadie es perfecto, pero la verdad prefiero tenerte a mi lado mientras aprendo a ser mejor persona. Te miro y pienso que eres un espejismo, pero día tras día sigues ahí sin darte cuenta de lo importante que eres para mi. Pasan los meses y no dejamos de hacer planes locos, nuestros planes locos. No quiero que nada cambie.

Me ha costado escribir. No se por qué me ha costado escribir. Creo que es una manera de evitar recordarme que necesito un abrazo aunque no lo pida. Creo que es mi manera de evitarme reconocer que a lo mejor no estoy bien. Aunque en verdad no lo se...

23 de abril de 2016

Se muchas cosas

Se que muchas veces es complicado entenderme, que tengo reacciones exageradas y que no debería tener.

Se que parezco un volcán cuando me enfado y
que soy mas cabezota de lo que probablemente reconozca.

Se que me preocupo demasiado por todo y que no paro de darle vueltas a todo.
Se que si no tengo controladas algunas cosas me agobio y puedo resultar pesada.

Se que soy muy muy muy muy sensible y que sin yo quererlo me afectan las cosas,
a veces más de lo que deberían.

Se que tengo inseguridades y que aunque me has demostrado que eres diferente,
a veces sigo teniendo miedo.

Se que a veces necesito más de lo que debería necesitar.

Se qué muchas veces debo repetirme que estás ocupado para no llenarte a mensajes,
pero se que lo intento siempre.

Se que debo mejorar estas y mil cosas más, pero también se que te quiero.

También se que aunque me cueste explicarte mis miedos, se que debo y quiero hacerlo.
También se que has cambiado mi mundo.

También se que me encanta llenarte las redes sociales de moñerias, simplemente porque soy asi.

Tambien se que me encanta verte competir, que me mires cuando acabes y poder tranquilizarte si lo necesitas.

También se que me encanta cuando intentas entender los Scouts o cuando vienes a buscarme.

También se que necesitas tiempo para pensar en frió y hablar las cosas, aunque yo lo quiera en el ahora he descubierto que en frio se hablar mejor.

También he descubierto que esa horchata que tienes en las venas es un buen tranquilizante para las mias, aunque todavía se me haga raro.

También se que me haces querer ser mejor persona, aunque a veces parezca que no quiero mejorar. también se que eres sensible, incluso a veces más que yo y no me doy cuenta de que necesitas tiempo para las cosas.

También se que me pone todavía nerviosa cuando me miras fijamente y sonries embobado.

También se que seguimos estando locos, pero que como dije desde el primer día, me gusta estar loca si estoy a tu lado.

También se que nos quedan muchas cosas por delante, podrán ser buenas o malas, pero no me importa mientras sienta tu mano cogiendo la mía...y yo cogiendo la tuya.

Se que te quiero en mi presente y en mi futuro.