12 de febrero de 2012

Hay algunas cosas que por mucho que las desees, nunca dejarán de ser imposibles. Esas cosas que deseas con el corazón que sucedan pero que si eres realista sabes que no ocurrirán. Intentas decirte a ti misma que no vale la pena, que deberías cambiar esas ilusiones tontas por otras mas acordes con la realidad.
Pero es algo superior a ti.
No puedes evitarlo, ya que esos pensamientos se evaporan como diminutas gotas de agua en cuanto le miras a los ojos...y vuelves a caer en la misma rutina de soñar con lo prohibido, con lo imposible..otra vez más.
Intentas resistir la tentación de soñar, pero no lo consigues.
Te martirizas por ser tan tonta, por creer, aunque sea un segundo, que ese sueño se va a cumplir.
Obligas a tu mente a mandar por encima de tu corazón, pero como siempre es demasiado difícil.
Tendrás que conformarte con los sueños..una noche más.

3 comentarios:

vero dijo...

tal vez deberias plantearte si te merece la pena estar asi...

Criis dijo...

No amor, no me merece la pena :S

Xikaakira dijo...

Bueno al menos en los sueños no sufriras!!
Bss