5 de marzo de 2017

Bienvenido

De tantas cosas hemos hablado este fin de semana, que no puedo dejar de pensar en todas ellas. SI lo sé no debería tener estas ganas terribles de llorar, pero muchas veces es mi única manera de expresar o de soltar todas las emociones que guardo diariamente. Si tuviera que elegir algunas de las emociones que predominan en estos momentos probablemente diría que la tristeza, el miedo y el sentirme afortunada.

Muchas veces me gustaría cambiar todo aquello que hace que tú sufras o te agobies, por eso siento mucha tristeza y mucho miedo de que un día cuando yo menos me lo espere no puedas más. No puedas más a pesar de quererme, y entonces te vayas. Ese es mi mayor miedo, que yo misma sea la causa de tu marcha. Por otro lado me siento tan tan afortunada de haber encontrado a una persona como tú con la que compartir mí tiempo, con la que poder ser yo misma de verdad, con la que contar diariamente, con la que querer crecer cada día, con la que soñar y pelear por nuestros sueños.

Todos dicen que el amor verdadero siempre es el primero, yo diría que puede venir cuando menos te lo esperas y en mi caso: eres tú. Probablemente estés sorprendido y no entiendas porque dije eso, lo dije porque lo siento así y no me cabe duda alguna. Siempre que digo algo me gusta darle forma con más sentimientos para que me puedas entender mejor, usare algunas de las razones por las cuales tengo claro que tú eres mi amor verdadero. Sacas lo mejor de mí, siempre siempre me respetas me quieres y me cuidas, nunca dudas de que pueda ser capaz de lo que yo quiera, me haces feliz, me haces querer disfrutar de la vida al máximo, me haces reír, tienes claro lo que quieres en tu vida, eres buena persona, eres sensible…. 

Si quieres sigo pero creo que mis ojos cada vez que te miran dicen mejor que con palabras lo que siento hacía ti. Sencillamente gracias por todo lo que haces, que es más de lo que jamás puedas imaginar…. Bienvenido a mi futuro. Te amo