29 de junio de 2013

En Ocasiones...Leo libros

Tenía pensado escribir nuevamente una entrada sobre mis cosas y mis sentimientos; pero ojeando ese fántastico blog de mi  "ex" profesora Ana Infante me di cuenta de que también debe haber cavidad en mi blog para entradas que den a conocer la situación de muchos institutos, concretamente el que fue mi instituto: el IES La Cañada.

¿Y por qué ahora? Porque es cuando aunque llegué el verano para los estudiantes, también llegan situaciones en las que los padres, profesores, algunos alumnos, instituciones y nunca los politicos hacen un balance,y no muy positivo, de lo que nos espera al año que viene.

Da igual que vayas a primaria, secundaria, bachillerato, vayas a empezar la universidad(si puedes pagarla claro) o estés haciendo una FP; da igual. Nadie nos libramos de todas estas medidas que solo ayudan a los de siempre: los que no se preocupan àra llegar a fin de mes, los que pueden pagar cualquier colegio privado o concertado sin hecharte las manos a la cabeza(entre otras cosas porque reciben ayudas), los que cuantos más privilegios para ellos mejor y el resto les da igual.
¿Qué pretenden? ¿Un pueblo sin cultura que como rebaño haga caso,sin reeividicar sus derechos, a todas las medidas propuestas por este gobiernos para los ricos?

Cuando veo las noticias con cada día datos más tristes, cuando veo las huelgas a las que me habría gustado ir pero no he podido me acuerdo de cómo hace dos años empezó esa marea verde en mi instituto encabezada por Ana Infante: esas huelgas que la mayoría de estudiantes hacían por quedarse durmiendo un día más en sus casas, esos recreos que salíamos a los pasos de cebra a protestar a los que solo íbamos cuatro gatos porque el resto pensaban que era una pérdida de tiempo.Cuando recuerdo eso me pregunto si actuarán de la misma manera esas personas que protestan en sus casas pero que a la hora de sensibilizarse prefieren ver la tele sentados en el sillón.
Por desgracia no he tenido la posibilidad de ir a todas esas mareas verdes y blancas, pero si me quedo con haber podido ir al 14N: recuerdo la gente que había, los colectivos, los padres, niños y padres con pancartas gritando que estaban hartos... y a mis profesores. Creo que fue lo que más me alegro, verles ahi ya que como miles de profesores cada curso buscan la manera de motivar a sus alumnos involucrando las nuevas técnologías mientras esquivan esos recortes que solo se lo complican más.

Por eso decidí escribir esto en mi blog mientras os pido que aquellos que estaís leyendo esto, saquen 10minutos de su agenda y entren a leer esta entrada:
Aulas virtuales y días azules

2 comentarios:

Lola MU dijo...

Eres un sol.
Muchos besos.

Carlota Bloom dijo...

Muchas gracias, Cris. Me alegra conmprobar que al menos todo esto que hacemos sí sirve para algo. Un beso enorme.